Contratar un seguro de construcción no solo es fundamental para cumplir con los requerimientos de la ley, sino que también es el camino más idóneo para sortear una sanción o conseguir clientes importantes.

En el sector de la construcción es donde existe un mayor desconocimiento del nivel de aseguramiento que se necesita. El conocimiento técnico nos hace especialistas para poder ofrecer un asesoramiento integral.
Hay seguros obligatorios para la construcción exigibles por ley. Y otros que, aunque son opcionales, sí son muy recomendables para estar protegidos.

 

Cumplimos cualquier exigencia por parte de contratistas y promotores, ofreciendo cualquier garantías necesaria:
– RC General (derribos, excavaciones, asfaltado, elementos estructurales…)
– RC Profesional
– Accidentes de convenio
– Todo Riesgo Construcción y Montaje
– Decenal y Trienal (incluso obras terminadas)
– Avales ante la administracion o entidades privadas (caución o afianzamiento)
– Impago de facturas (crédito)
– Programas internacionales